Noticias

Subestación eléctrica del futuro, ya está aquí.

Fecha de publicación: Agosto 28 de 2018

Latinoamérica. El sector energético ha evolucionado en los últimos años, por lo cual requiere de tecnología que se adapte a las nuevas condiciones del mercado y a las necesidades del futuro.  

El siglo XXI nos ha traído demasiadas innovaciones y una de las principales ha sido la llegada del Internet de las Cosas (IoT). Era difícil imaginar que podríamos controlar la luz de nuestra casa o abrir la puerta del garaje por medio de nuestro celular, pero hoy es una realidad.

La industria eléctrica ha sido -sin duda- una de las más conservadoras a la hora de implementar nuevas tecnologías, allí se deben incluir a las subestaciones de media tensión. No es de sorprender que estas puedan durar hasta 40 años o más siendo supervisadas bajo la típica frase “sino falla es mejor no modificarla”. Esto tiene una gran relevancia, considerando que la principal función de los operadores de las subestaciones es mantener la red en funcionamiento y en óptimas condiciones.

Por eso, Schneider Electric, líder en transformación digital de gestión de energía y automatización, explica por qué es importante instalar nuevas tecnologías que hacen necesaria una detención en la labor de las subestaciones, además de realizar un entrenamiento y soporte para los operadores de estas infraestructuras. Hay que decir que es algo tan sencillo como necesario en cualquier industria, se trata de lograr progreso y llevar un mejor servicio eléctrico para los procesos y los clientes.

La innovación es el camino
Una de las tendencias en los últimos años es la descentralización de actividades dentro de la administración de los servicios de un edificio o de una planta industrial mediana. Esto se debe a que es más costoso tener un especialista vigilando cada uno de los servicios como el consumo de agua, de luz, el internet, los accesos y la seguridad, entre otros. La cuestión aquí es cómo lograr que el facility manager tenga las herramientas para cuidar estos servicios sin necesidad de estar adherido las 24 horas a cada uno de ellos, siendo más eficiente.

Los sistemas de protección, control y medición tradicionales también han ido evolucionando hacia un mejor servicio, sin embargo, su funcionalidad se ha limitado a proteger los equipos en caso de que ocurra una falla. Pero, ¿cómo podemos prevenir una falla dentro del equipo y cómo asegurarnos que el componente encargado de liberar la falla está en condiciones de operar? y no menos importante, ¿cómo lo hacemos en tiempo real?

Pensando en ello, Schneider Electric presenta la subestación de media tensión SM6 Connected, que hace parte fundamental de EcoStruxure™, la plataforma que funciona con Internet de las Cosas. La conectividad por SM6 significa que ahora se puede tener una mayor visibilidad de las instalaciones y más control sobre la salud operativa. También ofrece una alta capacidad de control, por lo que se pueden tomar las decisiones correctas en el momento adecuado para garantizar el tiempo de actividad y la eficiencia operativa. Esto sin mencionar que es posible maximizar el valor de los datos para convertirlos en planes claros y orientados al futuro.

Mayor eficiencia con mantenimiento preventivo
Mediante la adición de sensores y herramientas de monitoreo a la subestación SM6, las capacidades de control y mantenimiento de los facility managers se han mejorado considerablemente. Asimismo, gracias a la supervisión de condiciones 24/7 de puntos calientes, los usuarios pueden detectar problemas con anticipación y tomar medidas preventivas. Las alarmas y advertencias se entregan local o remotamente, como sea la preferencia. 

El monitoreo en tiempo real del rendimiento de los interruptores brinda información actualizada sobre su estado de “salud”, respaldado por alarmas y advertencias en caso de algún evento. Así, los datos de rendimiento se pueden utilizar para crear mejores planes de mantenimiento a largo plazo.

Es importante pensar hacia adelante. El negocio de la energía ha ido cambiando puesto que día a día se enfrenta a grandes desafíos como una mayor demanda y un impulso más grande hacia la descarbonización. La tendencia actual nos muestra que esta situación continuará y es momento de considerar si su servicio o negocio cuenta con la tecnología correcta para cumplir con las metas del futuro.